Publicidad

La reunión entre el presidente Trump y líderes del Congreso en la Casa Blanca, la segunda del año, no resolvió el cierre del gobierno ni cómo se financiaría el muro fronterizo que está al origen del impasse, aunque sí dejó algunos puntos definidos:

Mientras los demócratas calificaron el encuentro del viernes como “contencioso”, el presidente dijo que fue “productivo”.
Las negociaciones segurirán el fin de semana, ahora a cargo de comisiones designadas por las partes.

Trump dijo que invitó a los demócratas a enviar negociadores para dialogar con el vicepresidente Mike Pence; Kirstjen Nielsen, la secretaria de Seguridad Nacional, y Jared Kushner, el yerno del presidente y asesor principal.

El mandatario reconoció haber dicho que dijo que “está preparado” para que el cierre dure mucho tiempo, meses o hasta un año. Sin embargo también dijo que no esperaba que la crisis durara muchos días más, aunque no exista un plan acordado con los demócratas para superar el bloqueo.

El presidente dejó abierta la posibilidad de declarar una emergencia nacional y asumir el poder unilateral para construir un muro sin la aprobación del Congreso.
“Puedo hacerlo”, dijo. “Podríamos declarar una emergencia nacional y construirlo rápidamente. Esa es otra manera de hacerlo. Pero si podemos hacerlo a través de un proceso negociado, eso es mejor”.

“Le dijimos al presidente que necesitábamos que el gobierno estuviera abierto”, le dijo a los reporteros al final de la reunión el líder demócrata del Senado Chuck Schumer. “Se resistió. De hecho, dijo que mantendría al gobierno cerrado por un período muy largo de tiempo, meses o incluso años” (cosa que despúes el presidente reconoció).

El tema de raíz, la financiación de un muro fronterizo con México: Trump insistió que el nuevo acuerdo con Canadá y México pagará por la construcción. Los expertos sin embargo, indican que esa suma no da, ya que el acuerdo comercial no implica pagos de un país a otro.

Sobr los jóvenes indocumentados que reciben el alivio migratorio de DACA: Trump dijo que está abierto a negociar con los demócratas sobre este tema a cambio de un muro y que espera que la Corte Suprema “resuelva” DACA y el problema de los dreamers.

Kevin McCarthy, el líder republicano en la Cámara Baja, dijo estar abierto a la idea tras la reunión, según el Times. “Podemos encontrar puntos en común. DACA es un problema, la seguridad fronteriza es un problema y cualquier cosa que nos permita asegurarnos de que podamos juntar todo y avanzar, estoy dispuesto a discutirlo”.

Publicidad