Publicidad

Durante la inauguración del Foro de Cooperación entre África y China, António Guterres, destacó que el evento engloba dos grandes prioridades de las Naciones Unidas: conseguir una globalización justa y contribuir a un desarrollo que no deje a nadie atrás.

Es importante que la cooperación para el desarrollo, tanto la actual como la futura, contribuya a la paz, a la seguridad y a la creación de una “comunidad que comparta un futuro colectivo para la humanidad”, declaró este lunes en el Secretario General de las Naciones Unidas.

Guterres elogió los avances logrados por China durante los últimos años en materia de desarrollo, “con una reducción sin precedentes de la pobreza”, y también destacó los progresos de África que “acoge a algunas de las economías más prósperas del mundo”.

“Juntos, China y África pueden unir su potencial para lograr un progreso pacifico, duradero y equitativo en beneficio de toda la humanidad”, señaló el Secretario General, quien, a su vez, destacó el fortalecimiento de las relaciones entre el país asiático y el continente africano durante los últimos años.

De igual modo señaló que la cooperación para el desarrollo sigue aumentando sobre la base de dos hojas de ruta compatibles entre sí: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de 2030 y el Programa 2063 de la Unión Africana.

El éxito de esta importante asociación pasa, según destacó el Secretario General, por el cumplimiento de cinco aspectos cruciales.

En primer lugar, es necesario reforzar las bases del progreso en Africaque permitan alcanzar un desarrollo sostenible respetuoso con el medio ambiente y que llegue primero a las personas más rezagadas.

A continuación, dijo que se ha de garantizar la propiedad de los recursos nacionales y el desarrollo sostenible impulsado por África.

“Estamos dispuestos a apoyar el fortalecimiento de la gobernanza y las capacidades institucionales en los países africanos que sirvan para garantizar la titularidad y el liderazgo nacionales que respondan plenamente a las necesidades y aspiraciones de la población de África”, señaló.

Sin embargo, destacó como elementos de especial preocupación la educación y las oportunidades de empleo para los jóvenes, así como la igualdad y el empoderamiento de las mujeres y las niñas del continente africano.

La ampliación de la cooperación sur-sur que es “fundamental para una globalización justa”, fomentar políticas fiscales sostenibles y la amenaza que representa el cambio climático fueron los tres últimos ejes por los que se ha de guiar esta cooperación, según afirmó Guterres.

En relación con este último punto, destacó la importancia de China comparta con África sus avances en materia climática. Estos adelantos han de servir para abandonar el desarrollo basado en la contaminación por uno ecológico.

El Foro de Cooperación se estableció oficialmente en durante la celebración de la Conferencia Ministerial China – África en Beijing el año 2000. Entre sus miembros figuran China, cincuenta y tres países africanos que mantienen relaciones diplomáticas con la nación asiática y la Comisión de la Unión Africana. El Foro celebra una reunión ministerial cada tres años.

Publicidad