Connect with us

Noticias Nacionales

¿Pueden despedirte del trabajo si no te vacunas contra el covid-19?

SOUTH_AGENCY

Ahora que más de la mitad de los estadounidenses se han vacunado contra el covid-19 y que muchas compañías están volviendo al trabajo presencial en la oficina, empleados y patrones se hacen las mismas preguntas: ¿Puede un empleador exigir la vacuna y despedir a quien se niegue a recibirla? ¿Es válido que se indague sobre el estatus de vacunación en una entrevista laboral?

El caso reciente de trabajadores que demandarán al hospital Metodista de Houston por suspenderlos tras negarse a vacunarse es apenas un ejemplo de los dilemas -y riesgos- que enfrentan empresas e individuos.

La respuesta corta es que en teoría sí es legal exigir la vacunación, pero hay muchos factores en juego que complican las cosas. Te explicamos lo que se sabe hasta el momento:

¿Es legal que los patronos exijan que te vacunes?
En principio sí, pero hay excepciones

En sus lineamientos más recientes, la Comisión para Igualdad en las Oportunidades de Empleo (EEOC) dice que los patronos tienen el derecho por ley a exigir la vacuna contra el covid-19, tal y como ya está permitido con otras vacunas como las de la gripe, por ejemplo.

No obstante, muchos expertos legales consideran que la forma en que están redactados esos lineamientos es un poco vaga y da pie a zonas grises que dan cabida a demandas.

En pocas palabras: la pregunta no es tanto si pueden hacerlo, sino más bien si les conviene, pues acarrea el riesgo de que un empleado -con o sin fundamento- los demande.

Históricamente en EEUU las empresas privadas tienen libertad de establecer estándares de seguridad y salud, incluyendo mandatos de vacunación -aunque con algunas excepciones amparadas por la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles-.

Básicamente hay dos tipos de excepciones que podrían aplicar: médicas (si la persona está en riesgo de una reacción adversa severa por alergias a un componente de la vacuna o debido a una condición médica sustentadas por la respectiva documentación que lo avale), o por sinceras objeciones religiosas.

En estos casos, la agencia dice que se debería considerar si es posible darle al trabajador acomodos razonables como, por ejemplo, pedirle que use máscara y mantenga la distancia física de los demás, hacerse pruebas periódicas del coronavirus o trabajar vía remota.

Pero el patrono, luego de considerar exhaustivamente todas las alternativas, podría negar esos acomodos si estos suponen una carga excesiva o injustificable sobre el negocio -algo que deberá probar si se presenta el caso-.

Bajo el Acta de Americanos con Discapacidades (American Disability Act o ADA por sus siglas en inglés) es ilegal que un patrono divulgue información de que un empleado está recibiendo un acomodo razonable.

Por ahora, mientras las vacunas contra el covid-19 no han recibido la aprobación oficial de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), sino una autorización de uso de emergencia, la mayoría de las empresas se están absteniendo de implementar estos mandatos y optan más bien por motivar a sus empleados mediante otras estrategias.

Algunas que ya exigen la vacuna estado están sujetas a demandas que podrían o no prosperar en las cortes. El Hospital Metodista de Houston, por ejemplo, fue demandado por 100 empleados tras imponerles una fecha límite para vacunarse (o solicitar excepciones), a riesgo de ser despedidos.

¿Pueden las empresas ofrecer bonos u otros incentivos a quienes se vacunen?
Es lo que muchas están haciendo

Sí y es justamente lo que muchas están haciendo. Por ejemplo, Amazon ofrece a sus empleados vacunados un bono de hasta 80 dólares; Walmart, uno de 75 dólares, pero deben comprobar que se vacunaron.

La Comisión para Igualdad en las Oportunidades de Empleo dice que pueden hacerlo siempre y cuando esos incentivos no sean coercitivos o tan atractivos que prácticamente no le quede opción a la persona.

Algunos abogados consideran que, como no se define claramente lo que se entiende por ‘coercitivo’, hay zonas grises: “Lo que se entiende por coercitivo para alguien puede no ser lo mismo para otra persona. Alguien puede considerar un incentivo de 100 dólares coercitivo, mientras que otra persona pensará que uno de 10,000 lo es (…) No tenemos una guía detallada que esperábamos recibir”, dijo la abogada laboral Hellen Rella a CBS News.

¿Pueden los patronos exigir comprobantes de vacunación?
Sí, pero deben asegurarse de cuidar la confidencialidad de esa información

La EEOC explica que por ley los empleados están obligados a mantener la confidencialidad de la información médica, como documentación o confirmación de vacunación. Aclara que legalmente no se prohíbe que los patronos pregunten o requieran que los trabajadores muestren documentación o confirmación de la vacunación, pero que esta información -como cualquier otra información médica- debe mantenerse confidencial y almacenada fuera del archivo personal del trabajador.

Según la EEOC, los empleadores que quieran solicitar pruebas de que la persona se vacunó deben “advertir al empleado que no divulgue ninguna otra información médica” personal en su respuesta.

En pocas palabras: sí, pueden preguntarte, pero si te niegas, no les conviene indagar en por qué.

¿Pueden preguntarme durante una entrevista de trabajo si me vacuné?
Por lo general sí

La EEOC ha aclarado que preguntar a los empleados si se han vacunado contra el covid-19 no es algo que cae dentro del espectro de la American Disability Act, por lo que no está prohibido.

No obstante, Andrew Maunz, abogado de Jackson Lewis, una firma de Pittsburgh, explica en un reportaje publicado por la Asociación de Manejo de Recursos Humanos (SHRM por sus siglas en inglés), que hay consideraciones importantes a ponderar. “Deben tener en cuenta por qué el status de vacunación de la persona es relevante”. Por ejemplo, si la empresa no pregunta eso a sus empleados actuales, no debería hacerlo tampoco a sus aplicantes, explica.

Y, a la hora de preguntar, es importante no pedir demasiados detalles que podrían ser considerados como información médica personal.

Si hay un requisito obligatorio de vacunación en el trabajo, se recomienda que se indique claramente en las ofertas de trabajo y como parte de la descripción de funciones, recomienda Kristin White, abogado de Fisher Phillips en Denver.

¿Aplica esto a todos los estados?
La respuesta es complicada

Tal y como explica un reportaje del New York Times, en teoría, la ley federal está por encima de la estadal, pero en este caso la situación es complicada pues la guía de la EEOC es un simple recordatorio de que la comisión no prohíbe que los patronos exijan la vacunación.

No obstante, algunos estados han asumido otras posturas. El diario cita el caso de Carolina del Sur donde las agencias estatales pueden motivar a sus empleados a vacunarse, pero no exigirlo. En Montana, una ley prohíbe que los patronos exijan a los trabajadores revelar su status de vacunación.

En Texas, el gobernador firmó una ley que prohíbe a los negocios o entidades gubernamentales requerir prueba digital de vacunación a las personas, pero no aclara lo que los patronos pueden pedir a sus trabajadores.

Lo mejor es que tanto empleadores como empleados revisen bien las regulaciones de su estado.

Por: Univision

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

NUEVOS TIEMPOS

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.926 suscriptores

Siguenos en Facebook