La audiencia de imputación contra los cinco capturados, incluyendo al exsenador Luis Alberto Gil y un fiscal de la JEP, se realiza hoy en Bogotá. Alirio Uribe, defensor de “Jesús Santrich” ante el Consejo de Estado, dijo que temen que el exjefe guerrillero sea vinculado al proceso.

Hoy, en los juzgados de Paloquemao, es la audiencia de imputación de cargos contra los cinco detenidos que, según la Fiscalía, habrían buscado incidir en el caso contra el exjefe guerrillero Jesús Santrich. Una audiencia que se realiza tres días después de dos operativos en los que fueron capturados el exsenador santandereano Luis Alberto Gil, el fiscal de la JEP Carlos Julián Bermeo, Ana Cristina Solarte, Luis Orlando Villamizar y Yamit Prieto Acero. La Fiscalía les imputaría los delitos de concierto para delinquir y tráfico de influencias, entre otros.

Entre la tarde del sábado y la madrugada del domingo se realizó la legalización de las capturas ante un juez de control de garantías. En Paloquemao se legalizaron las de Bermeo, Solarte, Villamizar y Prieto, audiencia que terminó pasadas las 4 de la mañana de ayer. La de Gil se tuvo que realizar en la Clínica Colombia, donde estaba internado, después de que presentara una insuficiencia cardíaca. Hasta el centro hospitalario llegaron el juez y el fiscal para cumplir con la diligencia.

(Lea aquí: Capturan a fiscal de JEP que, al parecer, recibió dinero para incidir en caso “Santrich”).

El caso empezó el viernes, pasada la una de la tarde, cuando la Fiscalía, a través de un breve pronunciamiento en Twitter, anunció la captura de Bermeo y de otras cuatro personas en el norte de Bogotá. Señaló que fueron detenidos en el momento en el que “recibían US$500 mil a cambio de oferta para incidir en trámite de extradición” de Jesús Santrich. Más tarde ese día publicó varios videos en los que se evidenciaba cómo Bermeo recibía fajos de billetes -el ente investigador ha dicho que eran US$40 mil- de parte de una persona que no ha sido identificada. Este domingo, publicó otra grabación en la que aparecían Villamizar y Prieto recibiendo los otros US$460 mil.

La captura generó una avalancha no solo jurídica, sino también política, porque ese mismo día, más temprano, habían pasado dos cosas en el caso de Santrich que lo beneficiaban: la primera, que el Consejo de Estado decidió -en primera instancia- mantener la curul del exguerrillero en la Cámara de Representantes. La segunda, la determinación de Estados Unidos de no enviar las pruebas solicitadas por la JEP, al considerar que es un procedimiento a sus prácticas y que se está pidiendo evidencia innecesaria.

Aun así, distintos sectores han manifestado sus dudas sobre la relación de los detenidos con el caso en contra de Jesús Santrich, cuya extradición está pendiente de ser definida en los próximos días por la Jurisdicción Especial para la Paz. Uno de los cuestionamientos es cómo habría podido influenciar Bermeo, fiscal de Apoyo II de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, en el proceso, cuando desde esa entidad han aclarado que no tienen ninguna relación con el caso Santrich.

(Además: Presidenta de la JEP pide que se desvincule al fiscal capturado el viernes).

En ese sentido, Giovanni Álvarez, director de la Unidad de Investigación y Acusación, señaló, durante una rueda de prensa el viernes, que su entidad “no ha tenido ninguna participación en los procesos en los que se estudian las solicitudes de garantía de no extradición” y que “en el proceso de Seuxis Paucias Hernández Solarte, la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP no ha desempeñado ningún rol. Por lo tanto, no tiene ninguna injerencia sobre las decisiones que al respecto llegan a tomar los magistrados que tienen conocimiento de ese caso”.

También han criticado a la Fiscalía General de la Nación. De entrada, el partido de la FARC, al que pertenece Santrich, calificó la captura de Bermeo como un “montaje” para entorpecer el proceso y, además, “desprestigiar” a la JEP. “Es evidente que estamos ante un nuevo montaje, más cuando la justicia gringa se niega a aportar las pruebas solicitadas”, señaló la colectividad en un comunicado de prensa, y agregó que “condenamos enfáticamente que se pretenda con ellos enlodar el prestigio y la seriedad de la JEP”.

Alirio Uribe, abogado de Santrich ante el Consejo de Estado, también se refirió al respecto y aseguró que “cuando todo iba muy bien, aparece la captura extraña de estas personas y, obviamente, trata de reversar la situación jurídica que se da, que hasta el viernes era que Santrich debería recuperar su libertad y asumir la curul (…) A la que están tratando de arrodillar para que tome una decisión en contra del proceso es a la JEP y creo que están judicializando a la JEP. Es una situación muy grave para el país”.

(Le puede interesar: “No veo la relación de las personas capturadas con el proceso”: defensa de “Santrich”).

Aun así, la magistrada Patricia Linares, presidenta de la JEP, para aclarar su postura ante las especulaciones de las intenciones de la Fiscalía de “atacar” a la Jurisdicción Especial para la Paz, dijo a este medio: “Siempre lo he dicho. Las investigaciones que adelante la justicia colombiana, nosotros las respetamos y presumimos que se están haciendo con apego irrestricto a la Constitución y a la ley”.

Adicionalmente, Linares publicó una carta este domingo en la que le pidió a Giovanni Álvarez que desvincule, de inmediato, a Bermeo y le solicitó también que revise las hojas de vida de los demás colaboradores de la unidad. En la misiva, la magistrada resaltó la urgencia del “pronto esclarecimiento de esos gravísimos hechos” y expresó “mis sinceras disculpas por lo sucedido a las víctimas, al país y a la comunidad internacional que han confiado en nosotros”.

“El indignante episodio que el país vio el pasado viernes, en el que la Fiscalía capturaba a un funcionario de la Unidad de Investigación que usted dirige, además de evidenciar, una vez más, el aberrante fenómeno de corrupción que azota al país, mancilló y afectó de manera grave nuestra institución”, le escribió la presidenta de la JEP a Álvarez.

(También: Luis Alberto Gil y fiscal de la JEP: capturas legalizadas por caso “Santrich”).

Sobre el futuro de Santrich, Uribe dijo a El Espectador que, para él, lo que busca la Fiscalía es vincularlo en un nuevo proceso judicial. “Lo que puede pasar ahora es que quede preso por este proceso, porque, si lo que está diciendo el fiscal es que todo se hizo para favorecerlo a él, lo más seguro es que lo vinculen (…) Ese sería el único proceso que tendría en Colombia y como sería posterior a la firma de los acuerdos, no entra a la JEP, sino que sería competencia de la justicia ordinaria”, explicó el abogado.

La audiencia de hoy es clave, entonces, para conocer más detalles de este caso. Sobre todo, porque podrían ayudar a responder si Santrich sí está involucrado directamente o no en los sobornos que habrían recibido Carlos Julián Bermeo, Luis Alberto Gil, Ana Cristina Solarte, Luis Orlando Villamizar y Yamit Prieto Acero. Servirá también para aclarar más detalles de la investigación como a quién contactó inicialmente la Fiscalía y por qué y cómo Gil, quien fue condenado por parapolítica en 2012, resultó involucrado.