Connect with us

Noticias Nacionales

Persiste la reducción poblacional

Los números del Censo federal sobre la población de Puerto Rico en los meses posteriores al huracán María reflejan la realidad que se evidenció en los aeropuertos, con cientos de familias saliendo del País en busca de mejores opciones. También muestran que en ese periodo ocurrieron 6,449 muertes más que nacimientos.

Las cifras publicadas apuntan a que entre julio de 2017 y julio de 2018 Puerto Rico tuvo una pérdida de 129,848 personas. Las bajas más evidentes fueron en las áreas metropolitanas, particularmente en la zona de San Juan, que incluye la capital, Carolina y Caguas. Las zonas urbanas de estos pueblos perdieron en ese año 81,087 personas, un cambio poblacional de -3.9%. El área metropolitana de Ponce registró una baja de 13,707 personas, lo que representa un cambio de -4.6%.

De acuerdo con el Censo, para julio del año pasado los estimados de población en Puerto Rico eran de 3.1 millones de personas. Para esa fecha, casi el 20% de la población tenía 65 años o más.

Estos números concuerdan con el flujo de puertorriqueños fuera de la Isla luego del huracán María, particularmente durante los largos meses que el País estuvo sin el servicio eléctrico.

Las cifras no sorprenden

El demógrafo Raúl Figueroa afirmó que estos números no sorprenden a los que han estado mirando las tendencias de menos nacimientos y de alza en la emigración en Puerto Rico. Su expectativa es que cuando vuelvan a salir los números del Censo, reflejen los ciudadanos que decidieron regresar una vez fue restablecida la mayor parte de los servicios.

Según el demógrafo, la pérdida poblacional usual en la Isla es de 65,000 personas en un año.

“Era lo que se esperaba más o menos, dada la magnitud de lo que pasó en Puerto Rico y lo que está pasando con los nacimientos y las muertes”, afirmó.

Si las cifras censales reflejan unas bajas en las zonas urbanas de cada región, dijo, puede deberse también a que muchos han optado por mudarse a pueblos con viviendas más económicas.

“La gente está saliendo un poco de esas áreas grandes metro como San Juan y Ponce, que son los más que pierden población en términos de tamaño y proporción y están huyendo a áreas cercanas que son más baratas, como Gurabo, Las Piedras, Juncos, que perdieron población, pero no tanto como en otras áreas”, explicó Figueroa.

“Vemos que es un factor importante que la gente se está desplazando a esas áreas en vez de permanecer en pueblos grandes que por lo general son un poco más caros para esa población joven, que son los que están migrando”, sostuvo. Explicó que el último perfil sobre los boricuas que migran apunta a que son personas menores de 28 años.

Río Piedras es una de las zonas donde se hace más evidente el éxodo de ciudadanos. A izquierda y derecha se observan desde hace años las tiendas cerradas y los locales abandonados.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.727 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook