Connect with us

Política

La seguridad y la tensión racial marcan la campaña electoral

GETTY IMAGES

PITTSBURGH, Pensilvania — El forcejeo en torno a quién puede mantener seguros a los estadounidenses después de las recientes protestas letales se ha vuelto la línea divisoria más aguda en las últimas semanas de la campaña presidencial, con Joe Biden condenando el lunes la violencia y el presidente Donald Trump defendiendo a un partidario acusado de balear de muerte a dos hombres.

Mientras que el mandatario culpó a Biden, su rival demócrata, por apoyar a “anarquistas”, Biden, en sus ataques más directos a la fecha, acusó a Trump de provocar las divisiones que han desatado la violencia.

Pronunció un discurso inusualmente crítico para sus estándares y se distanció de las fuerzas radicales involucradas en los altercados.

Biden dijo de Trump: “Él no quiere arrojar luz, quiere generar ira, y está azuzando la violencia en nuestras ciudades. No puede detener la violencia porque durante años la ha fomentado”.

Trump culpa a alborotadores radicales, de los que dice son espoleados y respaldados por Biden.

Pero cuando se le preguntó acerca de uno de sus propios partidarios que fue acusado de matar a dos hombres durante el caos en Kenosha, Wisconsin, declinó denunciar los homicidios e insinuó que Kyle Rittenhouse, de 17 años, actuó en defensa propia.

Después de una confrontación en la que baleó de muerte a un hombre, Rittenhouse se cayó mientras era perseguido por gente que intentaba desarmarlo.

“Esa fue una situación interesante”, afirmó Trump. “Él intentaba alejarse de ellos, supongo, eso parece, y se cayó. Y luego ellos lo atacaron con mucha violencia… Él estaba en serios problemas. Probablemente él… probablemente uno habría sido asesinado”.

La negativa de Trump de condenar los ataques a tiros podría incrementar las tensiones en Kenosha cuando visite esa localidad el martes. Viajará allá a pesar de que el gobernador demócrata de Wisconsin le ha rogado que no acuda por temores de que su presencia desatará mayor agitación.

La Guardia Nacional ha sido emplazada en Kenosha para aplacar manifestaciones en respuesta a la muerte a manos de la policía de Jacob Blake, un hombre negro.

Trump dijo que su presencia podría “incrementar el entusiasmo” en Wisconsin, un estado muy disputado en la contienda por la presidencia.

Biden vio el impacto de Trump en forma muy distinta, acusando al presidente de “envenenar” los valores de la nación.

En un comunicado tras los comentarios del mandatario en su conferencia de prensa, Biden señaló: “Hoy viajé a Pittsburgh para explicar cómo el presidente estaba haciendo a Estados Unidos menos seguro — en lo que respecta al COVID, la economía, la delincuencia, el racismo, la violencia — y reiteré mi mensaje claro de que la violencia no es la respuesta a ninguno de estos problemas”.

“Esta noche, el presidente declinó reprochar la violencia. Ni siquiera repudió a uno de sus partidarios que está acusado de homicidio por sus ataques hacia otros. Es demasiado débil, tiene demasiado miedo del odio que ha azuzado para ponerle fin”, agregó.

Por AP

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.726 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook