Connect with us

Tecnologia

La desinformación sobre las protestas por George Floyd se propaga en las redes sociales

En Twitter y en Facebook circulan cientos de publicaciones que dicen que George Floyd en realidad no está muerto.

En Twitter y en Facebook circulan cientos de publicaciones que dicen que George Floyd en realidad no está muerto.

Los creadores de conspiraciones están argumentando sin fundamentos que George Soros, el inversionista multimillonario y donante del partido demócrata, está financiando las extensas manifestaciones en contra de la brutalidad policiaca.

Además, los comentaristas conservadores aseguran con pocas pruebas que antifa, el movimiento activista antifascismo de extrema izquierda, coordinó los disturbios y saqueos que surgieron de las manifestaciones.

Las mentiras, teorías de conspiración y otra información falsa se desata en línea conforme se ha acumulado el furor en torno a Floyd, un hombre negro que fue asesinado la semana pasada bajo custodia de la policía de Mineápolis. La desinformación ha aparecido conforme las manifestaciones dominan el diálogo, superando por mucho el volumen de las publicaciones en línea y las menciones en los medios acerca de las manifestaciones del año pasado en Hong Kong y el movimiento de los chalecos amarillos en Francia, de acuerdo con la compañía de análisis de medios Zignal Labs.

En su punto álgido el viernes, Floyd y las manifestaciones en torno a su muerte se mencionaron 8,8 millones de veces, dijo Zignal Labs, que analizó transmisiones globales por televisión y redes sociales. En contraste, las noticias de las manifestaciones de Hong Kong alcanzaron 1,5 millones de menciones al día y el movimiento de los chalecos amarillos, 941.000.

“La combinación de sucesos cambiantes, la atención continua y, sobre todo, las profundas divisiones existentes hacen de este movimiento una tormenta perfecta para la desinformación”, dijo Graham Brookie, director del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Consejo Atlántico. “Toda esa desinformación es tóxica y provoca que nuestros desafíos y divisiones, tan reales, sean más difíciles de abordar”.

El choque de tensiones raciales y la polarización política durante la pandemia del coronavirus han aumentado el volumen de la desinformación, dijeron investigadores. Gran parte de la desinformación está siendo compartida por el grupo conspiracionista QAnon y comentaristas de extrema derecha, así como por simpatizantes de la izquierda, dijo Brookie.

El presidente Donald Trump ha atizado la información divisiva. A lo largo de los últimos días, publicó en Twitter que antifa era una “organización terrorista” y animó a los ciudadanos a asistir a una contramanifestación que llamó “Noche de MAGA (Hagamos a Estados Unidos grandioso de nuevo, por su sigla en inglés)” en la Casa Blanca.

Además, las personas están experimentando altos niveles de temor, incertidumbre e indignación, dijo Claire Wardle, directora ejecutiva de First Draft, una organización que combate la desinformación en línea. Eso crea “el peor contexto posible para un entorno informativo saludable”, dijo.

Twitter y Facebook no hicieron comentarios de inmediato.

A continuación tres categorías importantes de mentiras que han surgido en las plataformas de redes sociales sobre la muerte de Floyd y las manifestaciones.

La muerte ‘falsa’ de George Floyd
El rumor infundado de que Floyd está vivo es emblemático de la narrativa de desinformación que asegura que un suceso noticioso fue montado. Esto se ha vuelto cada vez más común a lo largo de los años, pues los creadores de conspiraciones dicen, entre otros ejemplos, que el alunizaje en 1969 y la masacre de 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook fueron engaños.

El viernes, JonXArmy, un canal de teorías de conspiración en YouTube, compartió un video de 22 minutos que aseguraba falsamente que la muerte de Floyd había sido montada. El video fue compartido casi 100 veces en Facebook, la mayoría en grupos dirigidos por QAnon, por lo que alcanzó a 1,3 millones de personas, de acuerdo con datos de CrowdTangle, una herramienta que analiza interacciones en las redes sociales.

Jon Miller, quien dirige el canal JonXArmy, no respondió de inmediato a las solicitudes para hacer comentarios. YouTube dijo en su sitio que había eliminado el video, con base en su política contra el discurso de odio.

En Twitter, las publicaciones que decían “George Floyd no está muerto” también fueron tuiteadas cientos de veces a lo largo de la semana pasada, y la frase tuvo su punto máximo de 15 menciones en un periodo de diez minutos el lunes por la mañana, de acuerdo con Dataminr, un servicio de monitoreo de redes sociales.

En miles de otras publicaciones en Facebook y Twitter, hubo gente que afirmó falsamente que Derek Chauvin, el oficial de policía de Minnesota que fue acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado por la muerte de Floyd, era un actor y que todo el incidente había sido falsificado por el estado profundo.

La conspiración de George Soros
La idea falsa de que Soros financió las manifestaciones aumentó en las redes sociales a lo largo de la semana pasada, lo cual muestra la manera en que los sucesos pueden revivir viejas teorías de conspiración. Durante años, una red informal de activistas y personajes políticos de la derecha ha presentado a Soros como un villano que se opone a los conservadores, y se ha convertido en una leyenda urbana conveniente para todo tipo de males.

En Twitter, Soros fue mencionado en 34.000 tuits relacionados con la muerte de Floyd a lo largo de la semana pasada, de acuerdo con Dataminr. Más de 90 videos en cinco idiomas que mencionan conspiraciones sobre Soros también fueron publicados en YouTube a lo largo de los últimos siete días, de acuerdo con un análisis de The New York Times.

En Facebook, 72.000 publicaciones mencionaron a Soros la semana pasada, un aumento en comparación con las 12.600 de la semana previa, de acuerdo con el análisis del Times. De las diez publicaciones con más interacciones acerca de Soros en la red social, nueve tenían conspiraciones falsas que lo vinculaban con los disturbios. Fueron compartidas de manera colectiva más de 110.000 veces.

Dos de las primeras publicaciones de Facebook que compartieron las conspiraciones sobre Soros fueron del comisionado de agricultura de Texas, Sid Miller, un abierto defensor de Trump.

“No tengo ninguna duda de que George Soros está financiando estas llamadas protestas ‘espontáneas’”, escribió Miller en una de sus publicaciones. “¡Soros es pura maldad y está empeñado en destruir nuestro país!”.

Miller no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Farshad Shadloo, un portavoz de YouTube, dijo que los videos de conspiración de Soros no violaban los lineamientos de la compañía, pero que el sitio no los estaba recomendando.

Una portavoz de Soros dijo: “Deploramos la idea falsa de que la gente que sale a las calles para expresar su dolor ha recibido pagos por parte de George Soros o de cualquier otra persona”.

Desinformación antifa
La teoría sin fundamentos de que los activistas antifa son responsables de los disturbios y los saqueos fue el fragmento de desinformación más grande acerca de las manifestaciones rastreado por Zignal Labs, que analizó ciertas categorías de mentiras. De 873.000 piezas de desinformación relacionadas con las manifestaciones, 575.800 fueron menciones de antifa, dijo Zignal Labs.

La narrativa antifa ganó popularidad porque “las redes establecidas desde hace tiempo por influentes hiperpartidistas en las redes sociales ahora trabajan en conjunto como una máquina bien lubricada”, dijo Erin Gallagher, investigadora de redes sociales.

Eso comenzó cuando Trump tuiteó el domingo que “los anarquistas dirigidos por antifa” y “los anarquistas de la izquierda radical” eran los responsables de los disturbios, sin proporcionar más detalles. Después dijo que antifa era “una organización terrorista”.

Dan Bongino, comentarista político conservador que sin éxito ha sido candidato a la Cámara de Representantes varias veces, continuó con esta narrativa. En el programa de televisión “Fox and Friends” el lunes, Bongino dijo que los activistas antifa eran los responsables de un ataque “sofisticado” contra la Casa Blanca y lo describió como una “insurrección”.

No respondió de inmediato a una solicitud para hacer comentarios.

Esas afirmaciones poco después se propagaron en las redes sociales. Más de 6000 publicaciones de Facebook que vinculan al movimiento antifa con las manifestaciones aparecieron en los últimos siete días y han amasado más de 1,3 millones de me gusta y de publicaciones compartidas, de acuerdo con el análisis del Times.

Y en Twitter, un falso “manual” que especifica “órdenes de disturbios” supuestamente emitido por los demócratas, que ordenaban a activistas antifa que causaran problemas, circuló ampliamente. Pero el llamado manual fue la resurrección de un viejo engaño vinculado a los disturbios de abril de 2015, en Baltimore, por la muerte de Freddie Gray bajo custodia policial, informó Snope, un sitio web de verificación de hechos.

Por: NYTimes

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.726 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook