Publicidad

En enero del 2017, cuando Donald Trump asumió la presidencia como presidente, El Alcalde Bill de Blasio, junto con el Ayuntamiento, destacó que la Gran Manzana “es y seguirá siendo una ciudad santuario”.
Eso no ha impedido que aumente el número de arrestos de inmigrantes indocumentados en los cinco condados. Según el informe más reciente publicado por Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la ciudad de Nueva York registró un 35 por ciento más de arrestos en el año fiscal 2018, totalizando 3,476 de los 158,581 casos reportados en todo el país.

El concejal Carlos Menchaca, del Comité de Inmigración , dijo que las cifras demuestran que la representación legal universal debe convertirse en una “prioridad legislativa”.

“No podemos censurar el resultado de la máquina de deportación de Trump si no estamos dispuestos a darles a todos los atrapados la oportunidad de luchar”, dijo Menchaca, quien presentó un proyecto de ley a principios de septiembre para prohibir cualquier tipo de contrato entre el gobierno de la ciudad y el gobierno federal. agencia de inmigracion
El informe indica que las deportaciones en la ciudad de Nueva York aumentaron 29 por ciento en el año fiscal 2018, más que el promedio nacional de 13 por ciento. Menchaca dijo que la solución es aumentar la asistencia de representación legal.

ICE, sin embargo, hizo hincapié en que los arrestos permanecen enfocados en los extranjeros que representan un riesgo para la seguridad nacional, y declaró que el 66 por ciento de ellos son delincuentes condenados, la mayoría de ellos por delitos cometidos bajo la influencia del alcohol. Además, dijeron que 5,914 de los inmigrantes indocumentados que han sido deportados fueron clasificados como pandilleros o terroristas conocidos o presuntos, un aumento del 9 por ciento en comparación con el año fiscal 2017.

En resumen, en 2018, “la migra” realizó 15,111 arrestos más que en 2017 a nivel nacional. Esto es un aumento del 11 por ciento, y señala una tendencia al alza después del aumento del 30 por ciento observado en 2017 en comparación con 2016.

En mayo, la Oficina del Alcalde de Asuntos de Inmigrantes (MOIA) informó que las detenciones de inmigrantes sin antecedentes penales en el área de Nueva York habían aumentado más del 225 por ciento, y los arrestos en general aumentaron en un 65 por ciento (incluidas las personas con un delincuente historia).

“La aplicación de la ley contra los inmigrantes de Nueva York no hace nada para que estemos más seguros”, dijo Matt Dhaiti, portavoz de MOIA. “La ciudad de Nueva York está trabajando con asociados federales en el interés de la seguridad pública, no como un brazo para hacer cumplir la ley de inmigración”.

En Nueva York, aproximadamente 500,000 residentes son indocumentados. Aunque la policía de Nueva York no colabora con agentes de inmigración, ICE tiene permitido arrestar a quien quiera.
Javier H. Valdés, co-director ejecutivo de Make the Road New York, tuvo fuertes palabras para el presidente Trump, diciendo que “su máquina de deportación está devastando a los inmigrantes en Nueva York y en todo el país”.

“La forma más significativa en que Nueva York puede evitar que estas agencias deshonestas pongan a nuestra gente en la carcel es que el estado restablezca el acceso a las licencias de conducir para todos, sin importar su estatus migratorio, en 2019”, dijo Valdés. “Y la Ciudad de Nueva York debe restablecer el debido proceso de acceso para todos (a) proporcionar a todos los inmigrantes que enfrentan el acceso a la deportación a un abogado”.

Publicidad