Connect with us

Noticias Nacionales

Explosiones en Beirut: esto es lo que sabemos

Soldados buscaban sobrevivientes el miércoles en Beirut, LíbanoCredit...Hassan Ammar/Associated Press

Dos explosiones, la segunda mucho mayor que la primera, estremecieron Beirut el martes temprano, lo que dejó al menos 137 personas muertas, 5000 heridas y daños generalizados.

El segundo estallido lanzó una nube ondulante y rojiza encima del puerto de la ciudad y creó una onda de choque que destrozó vidrios en kilómetros a la redonda. La mañana del miércoles, a pesar de una gran operación de búsqueda, decenas de personas seguían desaparecidas en la capital de Líbano en la costa este del mar Mediterráneo.

Las autoridades siguen investigando lo sucedido y esto es lo que hasta ahora se sabe y no se sabe.

¿Cuál fue la causa de las explosiones?
La causa exacta sigue sin estar esclarecida, pero un incendio devastó un almacén del puerto alrededor de las 6 p.m. Hubo dos explosiones, una más pequeña que fue seguida unos segundos más tarde por un estallido más grande que destruyó grandes extensiones de la ciudad.

Los funcionarios dicen que la segunda explosión, la más devastadora, probablemente se originó en un almacén que contenía 2750 toneladas de nitrato de amonio, un químico altamente explosivo que a menudo se usa como fertilizante. El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, dijo que había estado almacenado en un depósito durante seis años.

Los investigadores intentarán determinar si las explosiones fueron accidentales o intencionales. El general Abbas Ibrahim, líder del servicio de seguridad general de Líbano, advirtió que no era conveniente especular sobre terrorismo antes de conocer los hechos.

Las 2750 toneladas de nitrato de amonio que explotaron provienen de un buque de propiedad rusa que se detuvo en Beirut en 2013, mientras navegaba desde Georgia a Mozambique. El barco fue abandonado, y se cree que la mercancía fue descargada en los almacenes del puerto, el lugar de la explosión el martes.

¿Dónde sucedió?
Las explosiones ocurrieron en el puerto de Beirut, en el norte de la ciudad, donde causaron daños severos a edificios, bodegas y silos de grano. El puerto ha sido durante mucho tiempo un eslabón crítico en la cadena nacional de suministro de bienes que incluyen alimentos y medicinas, ya que maneja el 60 por ciento de las importaciones totales del país, según S&P Global.

Los silos que resultaron dañados o destruidos almacenan el 85 por ciento del grano del país, y las autoridades dijeron que el trigo que había sobrevivido ya no era comestible.

Más allá del paseo industrial frente al mar, las explosiones desgarraron distritos comerciales y de vida nocturna muy populares así como vecindarios densamente poblados. Más de 750.000 personas viven en zonas de la ciudad que fueron dañadas, y más de 250.000 han sido desplazadas.

Incluso antes de las explosiones, Líbano había estado sufriendo una serie de crisis, entre ellas el hundimiento de su divisa, la llegada de un flujo de refugiados de la vecina Siria y la pandemia del coronavirus. Desde el otoño pasado, olas de manifestantes han salido a las calles a mostrar su descontento con la élite política libanesa y lo que consideran es el mal manejo del país.

¿Cuán grandes fueron las explosiones?
La segunda explosión fue como un terremoto, dijeron los testigos, y se sintió en Chipre, a 160 kilómetros de distancia. Las ondas sísmicas que causó la explosión fueron equivalentes a un terremoto de magnitud 3,3, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

No está claro cómo se almacenó el nitrato de amonio en el almacén, lo que afectaría su poder explosivo. Pero el químico puede ser hasta un 40 por ciento tan poderoso como el TNT.

Las explosiones de nitrato de amonio han causado antes una serie de desastres. Un barco que transportaba unas 2000 toneladas del compuesto se incendió y explotó en Ciudad de Texas, Texas, en 1947 y mató a 581 personas. Alrededor de dos toneladas del químico se usaron en el atentado terrorista a un edificio federal de Oklahoma City, que mató a 168 personas.

Más recientemente, una explosión en una fábrica en la ciudad de Toulouse, al sur de Francia, mató a 31 personas en 2001. En 2013, 15 personas murieron en una explosión en una planta de West Fertilizer Company en Texas; y en 2015, más de 150 personas perdieron la vida en Tianjin, uno de los puertos marítimos más concurridos de China, luego de que explotaron cientos de toneladas de nitrato de amonio, entre otros productos químicos.

¿Cuáles han sido los daños?
Los techos colapsaron, muros y ventanas estallaron y se han encontrado escombros hasta a tres kilómetros y medio del puerto. Los autos se volcaron, al igual que un crucero de 390 pies (88 metros) de largo a más de 450 metros de distancia, y las calles de la ciudad están llenas de cascajo de los edificios destrozados. Cerca del sitio de la explosión, un barco fue lanzado fuera del agua y aterrizó en un muelle.

El gobernador de Beirut, Marwan Aboud, dijo el miércoles a los periodistas que la mitad de la ciudad había sido dañada, y se esperaba que el costo financiero superase los 3000 millones de dólares.

Varios hospitales, que ya estaban bajo la presión de la pandemia del coronavirus, fueron dañados, cuatro de ellos tan severamente que no pudieron admitir pacientes, dijeron los médicos. En el hospital Bikhazi Medical Group, en el centro de la ciudad, un techo cayó sobre algunos pacientes, dijo el director del hospital. Muchos médicos y enfermeras también murieron en la explosión.

Hamad Hasan, ministro de Salud del Líbano, dijo en un discurso televisado que los depósitos del gobierno habían sido dañados y que el país estaba “quedándose sin todo lo necesario para rescatar” y tratar a las víctimas.

¿Qué sigue?
A medida que los médicos tratan a los heridos y la esperanza de que las personas desaparecidas hayan sobrevivido se debilita, muchos países y organizaciones internacionales de ayuda se han movido para proporcionar ayuda de emergencia al Líbano.

Las investigaciones probablemente se enfocarán en encontrar el motivo por el cual había toneladas de nitrato de amonio en el puerto y en quienes hayan tomado la decisión de permitir que una sustancia altamente combustible permaneciera ahí durante años.

De 2014 a 2017, los altos funcionarios de la aduana solicitaron reiteradamente orientación a los tribunales libaneses sobre cómo deshacerse del nitrato de amonio, según los registros públicos, pero el poder judicial parece no haber respondido a las solicitudes.

Diab, el primer ministro, ha prometido que las explosiones no “pasarán sin responsabilidad”, pero en un país desfigurado por décadas de corrupción, muchos en Líbano dudaban de que altas personalidades enfrentarán consecuencias.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó Beirut el jueves, donde prometió brindar asistencia y dijo a las multitudes libanesas que la ayuda para reconstruir la ciudad “no irá a manos corruptas”. Macron dijo que un “nuevo pacto político” se necesitaba en Líbano para combatir la corrupción y la crisis económica que azota al país. “Si no se llevan a cabo reformas, el Líbano continuará hundiéndose”, dijo Macron a los periodistas.

Por Austin Ramzy y Elian Peltier

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

NUEVOS TIEMPOS

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.942 suscriptores

Siguenos en Facebook