Evo Morales: la Fiscalía de Bolivia dicta orden de detención contra el expresidente por “sedición y terrorismo”

Por: BBC News Mundo

93
Evo Morales cruza las instalaciones del aeropuerto de Buenos Aires en sus primeros minutos en Argentina.

La Fiscalía de Bolivia emitió este miércoles una orden de aprehensión contra el expresidente Evo Morales, a quien acusa de supuestos delitos de “sedición y terrorismo”.

El ministro interino de Gobierno boliviano, Arturo Murillo, compartió en Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender a Morales, refugiado en Argentina, y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para “prestar su declaración informativa”.

Morales está en Argentina desde el pasado 12 de diciembre tras permanecer un mes como asilado político en México.

Desde allí reaccionó para calificar la orden de aprehensión como “injusta, ilegal e inconstitucional”, Así lo denunció en Twitter:

Crisis en Bolivia
El líder cocalero renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre por la profunda crisis política desatada tras las controvertidas elecciones del 20 de octubre, en medio de denuncias de fraude de parte de la oposición y enfrentamientos en las calles.

Morales dijo que dejaba el cargo para evitar que continuara la violencia en el país y denunció lo que dijo había sido “un golpe cívico, político, militar y policial”.

La renuncia de Morales fue acelerada por la sugerencia de las Fuerzas Armadas de que se hiciera a un lado y tras la publicación esa misma jornada de un informe previo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que advertía “graves irregulares” en los comicios de octubre en los que fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El informe final de la OEA estableció una “manipulación dolosa” en las elecciones, ahora anuladas por una ley de urgencia que prevé nuevos comicios a comienzos de 2020, aún sin fecha.

Acusación del gobierno
El gobierno interino de Jeanine Áñez presentó en noviembre una denuncia contra Morales por delitos como terrorismo, al acusarle de incitar a la violencia contra el ejecutivo en funciones desde su asilo en México.

La denuncia se sustenta en pruebas como un vídeo en el que se escucha una voz atribuida a Morales, cuya autenticidad no ha sido demostrada por fuentes independientes.