Connect with us

Vida y Salud

El Reino Unido empezó la vacunación contra el coronavirus. Una guía sobre el proceso

El Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña comenzó el martes a distribuir vacunas de Pfizer-BioNTech y lanzó así una campaña de salud pública con pocos precedentes en la medicina moderna que ha convertido a los británicos en las primeras personas del mundo en recibir una vacuna autorizada y completamente probada.

¿Debería preocuparme por la seguridad de la vacuna en Gran Bretaña?
El regulador de medicamentos de Gran Bretaña tiene fama de ser una agencia de vanguardia, y sus decisiones a menudo tienen influencia en el extranjero. En el caso de la vacuna de Pfizer, la agencia ha dicho que no ha escatimado en recursos y ha llevado a cabo el mismo proceso laborioso de investigación de la calidad, la eficacia y los protocolos de fabricación de la vacuna, solo que esta vez lo ha hecho más rápido de lo habitual.

Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, dijo la semana pasada que los británicos no habían revisado la vacuna “tan cuidadosamente” como lo hizo Estados Unidos. Pero se retractó de esos comentarios al día siguiente, al decir: “Tengo mucha confianza en lo que hace el Reino Unido, tanto científicamente como desde el punto de vista de los reguladores”.

¿Cuándo puedo volver a la vida normal después de ser vacunado?
La vida volverá a la normalidad solo cuando la sociedad en su conjunto obtenga suficiente protección contra el coronavirus. Una vez que los países autoricen una vacuna, en los primeros meses solo podrán vacunar a un pequeño porcentaje de sus ciudadanos como máximo. La mayoría no vacunada seguirá siendo vulnerable a contagiarse.

Un número creciente de vacunas contra el coronavirus muestran una sólida protección contra la enfermedad. Pero también es posible que las personas propaguen el virus sin saber que están infectadas porque solo experimentan síntomas leves o ningún síntoma. Los científicos aún no saben si las vacunas también bloquean la transmisión del coronavirus.

Así que, por el momento, incluso las personas vacunadas necesitarán usar mascarilla, evitar las multitudes en interiores, etcétera.

Una vez que suficientes personas se vacunen, será muy difícil para el coronavirus encontrar personas vulnerables a las que infectar. Dependiendo de la rapidez con que como sociedad logremos ese objetivo, la vida podría empezar a acercarse a algo parecido a lo normal en el otoño de 2021

Si me he vacunado, ¿todavía tengo que usar cubrebocas?
Sí, pero no para siempre. Las dos vacunas que potencialmente se autorizarán este mes claramente protegen a la gente de enfermarse de COVID-19. Pero los ensayos clínicos que dieron estos resultados no fueron diseñados para determinar si las personas vacunadas podrían propagar el coronavirus sin desarrollar síntomas. Eso sigue siendo una posibilidad. Sabemos que la gente infectada naturalmente por el coronavirus puede propagarlo mientras no experimentan tos u otros síntomas.

Los investigadores estudiarán intensamente esta cuestión a medida que la vacunación se vaya extendiendo. Mientras tanto, incluso las personas vacunadas tendrán que considerarse a sí mismas como posibles propagadoras.

¿Dolerá? ¿Cuáles son los efectos secundarios?
La vacuna de Pfizer y BioNTech se administra como una inyección en el brazo, como otras vacunas típicas. La inyección no será diferente de las que has recibido antes. Decenas de miles de personas ya han recibido las vacunas, y ninguna de ellas ha reportado ningún efecto secundario grave. Pero algunas han sentido un malestar de corta duración, incluyendo dolores y síntomas parecidos a los de la gripe que duran menos de un día. Es posible que las personas necesiten planear tomarse un día libre en el trabajo o la escuela después de la segunda vacuna.

Aunque estas experiencias no son agradables, son una buena señal: son el resultado del encuentro de tu propio sistema inmunológico con la vacuna y de una potente respuesta que le proporcione una inmunidad duradera.

¿Afecta la vacuna a la fertilidad?
No hay evidencia de que sea así, y hay buenas razones para pensar que no.

Han estado flotando por la web algunas afirmaciones de que las vacunas contra el coronavirus pueden dañar la fertilidad de una mujer. La supuesta evidencia se basa en el hecho de que la mayoría de las vacunas contra el coronavirus funcionan creando anticuerpos que atacan la proteína “espiga” del virus, y esta proteína tiene un pequeño parecido con una proteína crucial para la formación de la placenta.

Pero eso no significa que los anticuerpos generados por las vacunas coronavirus ataquen la placenta de una mujer embarazada. La región de la proteína de la placenta que es similar a la espiga es demasiado corta para dar a los anticuerpos un agarre.

Además, la pandemia ha aportado muchas pruebas contra la idea de que la vacuna pueda amenazar a la placenta. Cuando las personas contraen la COVID-19, combaten el coronavirus, conocido como SARS-CoV-2, generando su propio suministro de anticuerpos de espiga. En los últimos meses, los investigadores han llevado a cabo una serie de estudios en mujeres embarazadas para ver si la COVID-19 provoca abortos.

“Y el mensaje constante es que no, el SARS-CoV-2 no parece inducir al aborto espontáneo”, dijo Emily Miller, profesora adjunta del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Northwestern. “Si la placenta no queda fuera de combate por los anticuerpos generados por una infección evidente de SARS-COV-2, es muy poco probable que eso ocurra después de la vacunación”.

Por Benjamin Mueller y Carl Zimmer
The NYTimes

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.775 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook