Los jugadores de River alzaron la Copa Libertadores tras derrotar a Boca en Madrid.

River Plate conquistó el Santiago Bernabéu y regresa a Buenos Aires con su cuarta Copa Libertadores.El equipo millonariosuperó a Boca Juniors por 3-1tras un partido en el que el ritmo y la precisión brillaron por su ausencia pero que se volvió vertiginoso en la prórroga.

Sendos conjuntostrataron de agilizar el juego por las bandas para llegar a la meta rival,parecían retarse entre ellos a ver quién perdía más balones. Era una oportunidad única de ver un clásico del fútbol mundial y el juego no acompañó a las expectativas, aunque el color en las gradas puso la emoción al choque.

Un golazo de Quintero en la segunda parte de la prórroga ponía a River por delante por primera vez en la eliminatoria.Combinó el equipo millonario en la esquina derecha del área y el joven, que llegó este año a River, se sacó de la manga un chit imparable desde la frontal que hacía historia para el equipo de Marcelo Gallardo.

No se rindió Boca en los últimos minutos aunque River el que dominaba en superioridad el partido. Andrada, el meta bostero, subió desesperado a rematar aun cuando faltaban más de cinco minutos para que concluyera el tiempo extra. Con sus continuas subidas para aportar en ataque, llegó el tercero del campeón,completamente a puerta vacía se marchó Gonzalo Martínezpara sellar la victoria.Lo dieron todo los xeneizes hasta jugando con nueve, tras lesión de Gago,y hasta estrellaron un balón en el palo que desesperó a los hinchas.

River se llevó la Copa en el Súper más importante de la historia de ambos clubes,un triunfo que dividirá el legado común de ambas instituciones, pues el triunfo es sonado, pero también la derrota, aunque debe quedarse en una esfera exclusivamente deportiva. La exageración y la pasión deben terminar ahí.El Bernabéu expresó que es compatible con el respeto.