Connect with us

Vida y Salud

El costo de los medicamentos recetados aumentó 5 veces más que los ingresos de residentes de NY; se disparan los precios de fármacos esenciales para 4 millones de personas: nuevos datos

ALBANY, NUEVA YORK: El costo de los tratamientos con medicamentos recetados aumentó más de cinco veces el salario promedio de un residente de Nueva York. Además, el precio de medicamentos esenciales que necesitan casi 4 millones de personas del estado para tratar el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardíacas aumentó entre el 62 y el 96% desde el 2012 hasta el 2017, según revela una nueva investigación de AARP.

El resultado: uno de cada cinco adultos en el estado de Nueva York ha dejado de tomar medicamentos recetados, principalmente debido al costo.

Mientras tanto, AARP halló que los aumentos en los medicamentos de marca superaron la reducción de precios de los medicamentos genéricos, de modo que en el 2017 los precios al consumidor de 754 medicamentos recetados de amplio consumo aumentaron a un ritmo dos veces mayor que la tasa de inflación.

Las nuevas revelaciones de la investigación son parte de la campaña nacional de AARP “Basta con medicamentos costosos” para combatir el alto costo de los medicamentos recetados.

La campaña es nacional y abarca todo el país. AARP Nueva York le está pidiendo al gobernador Cuomo que incluya en su propuesta ejecutiva para el presupuesto estatal 2020-21 un amplio plan para combatir el alto costo de los medicamentos, el cual, entre otras cosas, debería autorizar la importación segura de medicamentos recetados de menor costo desde Canadá.

“Me resulta inconcebible que yo y muchos otros con enfermedades que ponen en riesgo la vida tengamos que considerar pagar precios exorbitantes en nuestro país por los medicamentos que nos permiten vivir”, dijo Barbara Werner, de Snyder, condado de Erie, a quien le diagnosticaron diabetes tipo I hace 26 años, a la edad de 35. Dice que puede comprar un frasco de insulina Apidra por $45 en Canadá, pero debe pagar entre $290 y casi $600 por el mismo medicamento en Nueva York. “Aunque la opción canadiense no es técnicamente legal, es la única opción que yo y muchos otros tenemos”, agregó. “Esto tiene que cambiar”.

“Este es el momento de tomar medidas drásticas”, dijo Beth Finkel, directora estatal de AARP Nueva York. “El gobernador Cuomo ha demostrado que lucha para mejorar la vida de los residentes del estado; entre otros muchos logros, ha apoyado la ley más robusta del país sobre licencias familiares remuneradas y un aumento histórico del salario mínimo. Necesitamos que actúe de nuevo para detener los aumentos insostenibles del costo de los medicamentos recetados que están poniendo fuera del alcance de muchos neoyorquinos los fármacos que necesitan para vivir”.

AARP halló que el costo promedio anual de un tratamiento con medicamentos recetados aumentó el 57.8% entre el 2012 y el 2017, mientras que el ingreso anual de los residentes del estado de Nueva York aumentó solo el 11.5%. Con casi cuatro millones de personas que sufren de cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas en el estado de Nueva York, el costo de Remlivid para el tratamiento del cáncer se disparó un 68%, el de Lantus para el tratamiento de la diabetes aumentó un 62%, y el de Aggrenox para el tratamiento de las enfermedades cardíacas creció un 96% durante ese período.

AARP urge al gobernador Cuomo a incluir los siguientes puntos en su nueva propuesta de presupuesto estatal:

· permitir que más adultos mayores de Nueva York con niveles medios de ingresos tengan acceso al programa Elderly Pharmaceutical Insurance Coverage (de cobertura de seguro farmacéutico para persona mayores), que subsidia el costo de los medicamentos recetados;

· permitir la importación segura y legal de medicamentos recetados a precios sustancialmente más bajos de los que pagan actualmente los habitantes del estado de Nueva York, con certificación federal de seguridad de los fármacos;

· otorgar poder al fiscal general para procesar a los fabricantes de medicamentos por manipulación de precios, y

· obligar a las compañías farmacéuticas a revelar los acuerdos de “pago por demora” en virtud de los cuales efectúan pagos para demorar —en promedio, alrededor de 17 meses— el ingreso al mercado de medicamentos genéricos menos costosos.

AARP también es una de las 36 organizaciones que están exhortando al gobernador a aprobar el proyecto de ley “Mid-Year Formulary Bill”, el cual fue aprobado en ambas cámaras legislativas en junio y prohibiría los aumentos de los gastos de bolsillo por medicamentos recetados para los suscriptores a seguros de salud durante el año contractual (S2849 – Breslin / A2969 – Peoples-Stokes).

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.707 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook