Connect with us

Noticias Internacionales

Consejo Nacional Electoral de Ecuador ultima medidas para evitar dudas de transparencia

“Vamos a hacer todo lo posible, tanto herramientas informáticas, seguridades y blindaje de nuestro sistema, para que no quede duda alguna a la ciudadanía de que la voluntad expresada en las urnas es diáfana y respetada de forma absoluta”, expresó en una entrevista a Efe Atamaint.

A pocos días de que inicie la campaña electoral el próximo 31 de octubre y en medio de la pandemia por covid-19, el órgano electoral asume el reto de garantizar que las elecciones, que serán de forma presencial, se desenvuelven sin incidentes, respetando todas las medidas biosanitarias y estándares nacionales e internacionales.

La presidenta del CNE aseguró que para la ocasión se han fortalecido los mecanismos de transparencia, después de que en la segunda vuelta de las presidenciales de 2017 surgieran sospechas de fraude al producirse una suerte de apagón informativo.

“En 2017 falló el sistema de publicación, pero no el de conteo de votos”, aclaró Atamaint recordando que la máxima instancia judicial así lo determinó.

Y en ese sentido, recalcó que de ese caso y otros comicios desarrollados en la región en plena pandemia se han sacado “lecciones aprendidas” para evitar cualquier sombra de dudas sobre el proceso electoral que se sigue en Ecuador.

“En eso nos hemos comprometido, por eso nuestra apertura para que estén las organizaciones políticas, la sociedad civil, los medios de comunicación, la observación internacional, y tener diferentes voces y miradas de que el proceso es transparente”, apostilló.

MISIÓN EUROPEA
Valoró como hito el hecho de que una misión de los Veintisiete observe el proceso, incluso días antes de que los ecuatorianos acudan a las urnas el 7 de febrero.

“Esto no es una cuestión de última hora”, afirmó al revelar que las gestiones para que la UE esté presente en los comicios se iniciaron en diciembre de 2019, y que se tramitan a través de la Cancillería ecuatoriana.

También han confirmado la participación y el interés de otros organismos internacionales como la OEA, la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Asociación Mundial de Organismos Electorales, el Centro Carter, el Fondo Indígena, además de organizaciones de la sociedad civil y observadores nacionales.

En paralelo, llamó al Grupo de Lima, que engloba a catorce países de la región, a enviar una delegación observadora.

Las organizaciones políticas también pueden acreditar a sus delegados como observadores del conteo de papeletas en las juntas receptoras de voto durante la jornada electoral, y se prevé que su número supere los 20.000 del proceso anterior.

CANDIDATURAS Y ELECTORES
Al frente del CNE desde noviembre de 2018 y primera indígena en ostentar una de las cinco funciones de mayor rango en el país, Atamaint avanzó que hasta la fecha una docena de binomios presidenciales ya tienen candidaturas en firme, y a la espera de que se confirmen o sean descalificadas figuran otras cuatro, después de haber recibido impugnaciones.

En total, 13.099.150 electores están llamados a las urnas para escoger a 144 dignidades de elección popular, entre presidente y vicepresidente, asambleístas nacionales, provinciales y del exterior, aparte de parlamentarios andinos.

De acuerdo con la actual legislación electoral, el 15 % de las listas a asambleístas y parlamentarios andinos están encabezadas por mujeres, porcentaje que con la reciente reforma al Código de la Democracia será del 50 % en los próximos procesos.

MEDIDAS TÉCNICAS Y SANITARIAS
A raíz de la pandemia, se habilitarán 600 nuevos centros de votación a fin de garantizar el distanciamiento, especialmente en las áreas con mayor población, con lo que ascenderán a 4.226 los recintos en todo el país.

Asimismo, el CNE ha llamado a las formaciones a auditar mediante especialistas técnicos en distintas áreas los procesos que deseen en la preparación de los comicios, mecanismo que será completamente abierto.

El presupuesto que había proyectado el órgano electoral antes de la pandemia rondaba los 10 millones de dólares, aunque Atamaint reconoció que aún debe optimizarse, pero que incluye un nuevo sistema informático, la contratación de personal y la adquisición de software por recomendación de la Contraloría para blindar el sistema ante ataques “internos o externos”.

La presidenta adelantó que el CNE estudia la puesta en marcha de un aplicativo para que la ciudadanía pueda conocer en tiempo real y desde su celular la emisión de resultados, además de un repositorio digital o nube al que se subirán todas las actas a fin de que las organizaciones políticas puedan “hacer un control más efectivo de la transparencia”.

EFE y eldiario.ec

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.743 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook