Connect with us

Noticias Nacionales

Conducir ebrio una plaga en la vía pública

Redacción 
Fotos Cortesía

Llama mucho la atención el titulo sobre una plaga en nuestras calles y carreteras que parece ir en aumento: las personas que manejan en estado de embriaguez.

Los accidentes provocados por conductores ebrios o drogados siguen siendo la principal causa de muerte en las carreteras y calles en Estados Unidos.

Cualquiera de ambos casos constituye una seria irresponsabilidad. Manejar un vehículo bajo los efectos del alcohol o de las drogas se ha convertido en una plaga que deja consecuencias fatales.

En la mayor parte del país, el principal medio de transporte es el automóvil. Pero conducir un vehículo no es un derecho, como algunos creen, sino un privilegio, como establece la ley. Ese privilegio debe estar vedado a los conductores que muestren un comportamiento habitual de irresponsabilidad al volante. Las personas que acostumbran ingerir bebidas alcohólicas o drogas no deben estar manejando en la vía pública.

El timón y el alcohol y las drogas son una combinación fatal que puede dejar consecuencias trágicas. Los ciudadanos deben tener presente esa realidad, y los departamentos de policía deben aplicar con más rigor las leyes contra conducir en estado de embriaguez.

Seguir la recomendación de si “usted bebe no conduzca o si va a manejar no tome alcohol” evitaría decenas de accidentes que ocurren cada mes, con la muerte de personas.

Si una persona asiste a una reunión donde lo más probable es que consuma alcohol, deberá ser precavido e ir en transporte público, pedir a un familiar que la recoja o, finalmente, designar a alguien que no tomará para que sea el conductor oficial.

En estos casos es mejor gastar en un taxi, de confianza, que poner en riesgo la vida de peatones y de otros conductores, por la irresponsabilidad de manejar con unas cuantas copas demás.

En más de una oportunidad, Policia de NY ha mostrado imágenes bastante dolorosas sobre accidentes y las consecuencias, que impactan a los conductores infractores, pero, aparentemente, eso solo les dura unas horas, porque reinciden en la misma falta.

Empero, el problema de conducir en estado de ebriedad se solucionará cuando cada uno ponga de su parte, es decir que, sin necesidad de aplicarse una norma, los conductores sean conscientes de no beber al conducir un automóvil.

El pasado 24 de junio, Nancy Tituaña fue atropellada por un conductor ebrio, mientras cumplía con sus actividades diarias de ayuda a la comunidad hispana en la repartición de alimentos a quienes han sido afectados por la pandemia del COVID-19 a través de “Brigada de la Esperanza NY” junto a un grupo de voluntarios.

Nuestras oraciones a Dios para su pronta recuperación.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.744 suscriptores

QUEDATE EN CASA

Siguenos en Facebook