Connect with us

Opinión

COMENTARIO: Ni derecha, ni izquierda

Hemos vivido ya un poco más de 40 años con un modelo de la “Derecha” que nos ha prometido siempre…. Propiedad Privada, que muchos la terminan perdiendo en los bancos, Laicismo pero privilegiando a una sola religión tradicional, libre mercado basado en Tratados de libre Comercio donde nos imponen perjudicialmente Aranceles., también nos ha ofrecido este sistema Igualdad de resultados pero con monopolios. Ciencia y tecnología, pero sin acceso a los más necesitados. Riqueza pero concentrada en pocas manos. Créditos pero que nos esclavizan cada vez más.

El otro modelo de izquierda, no vivido por nosotros y antagónico al actual, el mismo que es inaplicable en este siglo, y por el momento está en vías de extinción.

Es momento de emprender un nuevo modelo y nueva forma de manejar este País Política y Financieramente. Sin sacrificar el derecho a que todos tengamos las mismas oportunidades y a un buen reparto de la riqueza. Necesitamos los ciudadanos cristianos entrar en el proceso de preparación a mediano y largo plazo en la carrera política, y en la construcción de un plan de Gobierno con visión nacionalista, y favorable a nuestra Región de Sur América, pensando en una moneda fuerte, nuevos mercados, y en crear junto con otros Países de la región un Organismo que verdaderamente Proteja y garantice la Democracia y seguridad mundial.

El Ecuador necesita verdaderos líderes capaces con tradición de servicio y capacidad, que represente y que gobierne para todos no sólo para un sector que ya nos ha gobernado y nos sigue gobernado ya mucho tiempo, el mismo que nos ha encaminado a esta penosa encrucijada de quiebra y deshonestidad.

Los cristianos somos la reserva moral de este País, pero divididos y sectorizados en cuanto a posiciones políticas y doctrinales, debemos empezar por esa unidad y poder estar preparados para Gobernar sin improvisar.

Empezar la construcción de un Partido o Movimiento Político “sin caciques” que agrupe a todas las Provincias, regiones y sectores del País con bases y principios morales.

Empesemos por orar y consensuar con todos los involucrados, para no imponer candidatos sin haber sido elegidos en democracia. Lo peor que nos podría pasar a los cristianos, es que nos presentemos a mediano plazo con más de un candidato. Eso sería dividirnos más.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

NUEVOS TIEMPOS

Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 1.942 suscriptores

Siguenos en Facebook