Publicidad

Las autoridades estadounidenses interceptaron paquetes sospechosos enviados al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a la excandidata demócrata Hillary Clinton, y al edificio Time Warner Center en Nueva York, dijeron altos cargos .

Los paquetes enviados a dos de las principales figuras demócratas, así como un bomba enviada el lunes a uno de los mayores donantes del partido, fueron descubiertos a escasas dos semanas de la importantes elecciones del 6 de noviembre, que determinarán si los republicanos mantienen el control del Congreso en un país profundamente dividido.

En un primer momento se informó de la intercepción de un paquete sospechoso dirigido a la Casa Blanca, pero una persona conocedora de la situación desestimó esta información.

El paquete para Clinton fue localizado el martes por la noche, mientras que el otro, dirigido a Obama, fue hallado el miércoles temprano, ambos durante registros rutinarios del correo, señaló el Servicio Secreto. Ni Obama ni Clinton corrieron riesgo, según las autoridades.

La Casa Blanca condenó en un comunicado los ataques frustrados contra Obama y Clinton.

“Estos actos de terror son viles y los responsables responderán ante la ley”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Publicidad