El arzobispo Roberto González Nieves es el líder de la Iglesia Católica en Puerto Rico. (Archivo)

El arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, repudió los actos que se llevaron a cabo anoche frente a la Catedral de San Juan, mientras la multitud protestaba, y posteriormente celebraba, la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

Como parte de las manifestaciones para exigir la salida de Rosselló, un grupo de jóvenes convocó una protesta al ritmo del reguetón, que comenzó pasadas las 7:00 de la noche en el Viejo San Juan. Frente a la catedral se apostaron cientos de personas, algunas de ellas semidesnudas.

“Repudiamos la falta de respeto a la Catedral de San Juan porque la catedral representa los valores trascendentes de nuestra cultura puertorriqueña. Y aunque estamos conscientes de que se trata de una protesta contra el gobernador de Puerto Rico, que ya debió de haber renunciado, no podemos permitir la falta de respeto a nuestros símbolos patrios y religiosos”, señaló en Facebook el líder de la Iglesia Católica en Puerto Rico.

Luego de 12 días de protestas consecutivas, Rosselló anunció su renuncia al filo de la medianoche a través de un vídeo en su página de Facebook. Indicó que estará en el cargo hasta el 2 de agosto.

Publicidad